La madre de los tres niños está separada del padre y presentó el reclamo judicial

Un tribunal de Familia ordenó a un padre y a un abuelo aportar solidariamente el dinero necesario para mantener a tres niños, en el marco de una acción judicial por «cuota alimentaria».

La jueza de la localidad correntina de Paso de los Libres, Marta Legaretta, determinó que «no es lo mismo ser padre que ser abuelo», pero estableció que «la obligación de los abuelos opera ante el incumplimiento o imposibilidad del progenitor».

En el caso, la madre de los niños, separada del padre, reclamó la cuota alimentaria para mantener a los tres menores de edad.

Pero el padre de los pequeños vive «de changas» y sólo alcanza a aportar dos mil pesos mensuales, monto que la jueza consideró «insuficiente».

«Bajo el principio de solidaridad familiar que alumbra el derecho alimentario, es posible determinar el abono de un porcentaje por parte del familiar que resulte subsidiariamente responsable y hasta tanto el alimentante se encuentre en mejores condiciones de afrontar el pago de una cuota razonable», sostiene el fallo, publicado por el sitio especializado en jurisprudencia elDial.com.

La jueza estableció que «la cuota alimentaria para tres niños menores de edad, debiera resultar del 40 por ciento de un salario mínimo vital y móvil», es decir 3.024 pesos.

Como el padre de los niños sólo puede aportar dos mil, la cifra final se integrará complementariamente por el abuelo paterno, en lo restante y hasta alcanzar el mínimo perseguido».

De tal modo, el abuelo de los niños deberá aportar 1.024 pesos mensuales para su manutención.

«Los niños, niñas y adolescentes son titulares de aquellos derechos generales, como el derecho a llevar una vida digna o al pleno desarrollo de su personalidad, pero además, debido a su especial situación de vulnerabilidad, se les reconoce el derecho a un plus de protección», resumió la jueza.